enviroo

nuestro Blog

LinkedIn: entre profesionales anda el juego...y los errores

18 Diciembre 2014 By Jorge Suarez In General
Valora este artículo
(0 votos)

A base de intercambio de gestiones en LinkedIn, vamos viendo distintos comportamientos, pautas al comunicarse, formas de creación de perfiles que realmente chocan con lo que se supone que son pautas de los profesionales que forman esta amplia red social. Llegados a este punto cabría preguntarse: ¿hay unas pautas de comportamiento en LinkedIn? ,¿qué se debe poner o no poner en LinkedIn?

LinkedIn es la red social mayor de profesionales del mundo. Estamos hablando a día de hoy de más de 300 millones de usuarios en todo el mundo conectados a través de esta red. Probablemente la mayor parte de esos usuarios, si no todos, nos consideramos profesionales de nuestros sectores, pero, ¿nos comportamos como tales en LinkedIn? Se da la circunstancia de que a todos nos gusta que nos clasifiquen como profesionales de nuestro sector,, pero nosotros rara vez usamos el término profesional para definirnos (a diferencia del mundo anglosajón)

Hasta ahora LinkedIn no se comporta como un club selecto donde se reserva el derecho de admisión y sólo da unas pautas generales de comportamiento para nuestra actividad con otros usuarios, dentro de grupos, etc… A partir de ahí, se supone que todos somos profesionales y deberíamos tener creado un perfil lo más profesional posible, interaccionar con los contactos adecuados, hacer aportaciones interesantes y correctas, etc… ¿es esa la realidad en LinkedIn?

Perfil profesional

Si estamos en una red profesional lo primero que otros profesionales van a ver de nosotros es nuestro perfil. Y es curioso observar la cantidad de perfiles de profesionales que tienen errores de bulto y de poco sentido común al crear ese aspecto.

  • Faltas de ortografía y escritura en minúsculas de nombre y apellidos: Es sorprendente, pero ocurre incluso en perfiles de profesionales supuestamente de un alto nivel.
  • No tener foto de perfil visible: Salvo determinados puestos de responsables de Recursos Humanos o similar (y aun así, es discutible), no tiene mucho sentido estar presente en una red profesional sin enseñar nuestra cara. ¿O acaso salimos de copas o a una fiesta con un saco tapándonos la cabeza?

Aportaciones profesionales

En LinkedIn interesa estar presente, pero, ¿y qué más? Interesa ser visibles para vender nuestra marca personal. Y esto se consigue interaccionando con el resto de profesionales de nuestro sector. Pero, ojo, no entremos como un elefante en una cacharrería e intentando interaccionar con todo el mundo y de cualquier manera.

  • Y es que no toda la información es para todos: Hay que cuidar lo que publicamos en actualizaciones o debates y dónde lo publicamos. Nos encontramos con actualizaciones publicadas en grupos y/o personas a las que poco o nada les incumbe ese tema. ¿Verdad que no queremos que nos castigue LinkedIn con un bloqueo?
  • Cuidado con los mensajes a nuestros contactos: Sucede lo mismo que con las actualizaciones. Ha costado mucho crearnos una red de contactos de calidad. No la empecemos a romper con aportaciones que pueden llegar a cansar a esos contactos. Y es que un contacto no tiene porqué ser para siempre…

Evidentemente, estas son algunas pautas a seguir. Pero además de estas pequeñas "normas", hay que añadir una constancia en la gestión en LinkedIn que también es necesaria. Poco dice un profesional que tiene creado su perfil pero tiene una actividad más bien esporádica. Hay que trabajarse el perfil profesional, nuestra marca personal. Y es que…nadie digo que fuera a ser fácil.

Visto 4249 veces

Enviroo en los medios

                                                         

Usted está aquí: Inicio Blog General LinkedIn: entre profesionales anda el juego...y los errores

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambias la configuración de tu navegador, aceptas su uso. Gracias!

Acepto