enviroo

De la nómina a la factura o cómo empieza un freelance (III)

15 Mayo 2013 By Jorge Suarez In Emprender
Valora este artículo
(0 votos)

En esta tercera entrega que desde enviroo.com hacemos para adentrarnos y familirializarse con la terminología y el día a día de un freelance, vamos a abordar quizás uno de los aspectos que más atemorizan a todos los que en un momento dado han pensado o están pensando en convertirse en freelance: como llevar un control de la documentación que nuestra nueva situación nos va a generar.

Y es que a partir de ahora, la relación con entidades como Hacienda, Tesorería de Seguridad Social y ayuntamientos o CCAA (Si el negocio implica centro de trabajo) no diremos que va a pasar a ser de colegueo... pero sin duda serán más asiduas nuestras visitas y trámites que como trabajador asalariado.

Pasos a seguir:

1. Asesoramiento previo: este paso, aunque no imprescindible, es muy conveniente. Todos los cauces son válidos: conocidos freelance, familiares, internet...

Preguntar, informarse de los trámites, documentación, plazos y por supuesto aclarar todas las dudas que nos puedan surgir antes de presentar cualquier papel. Después de presentado la vuelta atrás ya será más difícil. No olvidemos que estamos hablando de trámites administrativos...

2. Hacienda: Es el primer trámite a realizar ANTES de iniciar nuestra actividad como Freelance.

Documentos a presentar: Declaración Censal (Modelos 036 y 037). El 037 es una versión más simplificada del 036 que se podrá presentar en los casos que se indican en este link donde también se pueden descargar los modelos.

Importante: Si algún dato cambia en el futuro, tenemos que  presentar de nuevo esos documentos modificados.

Otra cuestión importante: todos hemos oído hablar del IAE (Impuestos sobre Actividades Económicas). Conviene saber que normalmente se está exento de su pago (salvo que se facture más de un millón de euros al año). De todas formas, en nuestra declaración censal tendremos que consignar un epígrafe de este IAE correspondiente a la actividad que se va a realizar según los valores recogidos en el Real Decreto Legislativo 1175/1990. (Consejo: si no se tiene claro, es mejor pedir ayuda para rellenarlo, es un dato importante, ante la duda no se debe poner así de entrada el que más se nos parece).

Si alguno de nosotros llega a facturar más de un millón de euros anuales (primeo que nos cuente como lo hace!), tendremos que declarar el IAE a través del modelo 840/848 (aunque en casos como este, seguramente tendremos un gabinete especializado en asesoría fiscal...)

3. Seguridad Social: Si bien el alta con Hacienda marca el día de inicio de nuestra actividad y nueva vida como freelance, el proceso se tiene que completar con el ALTA en la Seguridad Social. Disponemos de 30 días desde el alta en Hacienda. Lo haremos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Pinchando aquí  se descarga el modelo TA0521 que hay que presentar junto con fotocopia del alta en Hacienda y una fotocopia del DNI o equivalente.

Importante: Definir nuestra base de cotización y mirar las coberturas que nos cubren. Hemos de valorar en cada caso si creemos conveniente cotizar por contingencias derivadas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales así como por paro (será un 2,2% más de cotización). La tabla de la Seguridad Social con las bases y tipos de cotización se puede consultar pinchando aquí.

Y si tenemos que variar algún dato, darnos de baja o alta nuevamente, interesante echar un vistazo a la información de este link.

Consejos a tener en cuenta:

Si nos vamos a dar de alta, hay que hacerlo siempre a primeros de mes. Tengamos en cuenta que la cuota de ese mes nos la van a cobrar entera tanto si hemos desarrollado actividad 30 días como los últimos 5 del mes.

Y si nos vamos a dar de baja, hay que hacerlo a finales de mes. Darnos de baja a finales de mes ya que aunque nos demos de baja el día 1 del mes, nos cobrarán la cuota como si estuviésemos hasta el día 31 dados de alta.

Aunque estas cuestiones son básicas en nuestra nueva andadura seguro que nos surgirán más y cada uno de nosotros tendremos nuestras peculiaridades. Lo que sí nos une es que hemos pasado de asalariados a freelance. Y es que ya no tendremos nóminas, ahora estamos preparados para facturar...con IVA por supuesto.

Y tú, ¿cómo llevas las transición de la nómina a la factura?


Visto 8750 veces

Enviroo en los medios

                                                         

Usted está aquí: Inicio Emprendedores De la nómina a la factura o cómo empieza un freelance (III)

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambias la configuración de tu navegador, aceptas su uso. Gracias!

Acepto